viernes, 20 de mayo de 2016

presentación del libro : Boicot a Israel

COLONIALISMO ,POSTCOLONIALISMO: FRONTERAS Y OTREDAD

Presentación del libro:
Boicot a Israel  escrito por Jesus Valencia . Editorial Txalaparta

El libro comienza por describir la historia trágica del pueblo palestino y su lucha diaria por recuperar su tierra en un contexto internacional de culpabilidad Europea tras la II Guerra Mundial. En esta breve introducción se describe la planificación de Ben Gurion, el plan Dalet, de limpieza étnica de los palestinos, y su ejecución implantada por la invasión de las milicias sionistas en, según el mito sionista, ‘una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra'. Esta sección no solo nos presenta con la realidad historiográfica robada y soslayada del pueblo Palestino, sino que detalla con precisión los acontecimientos que llevaron a Israel a masacrarlos y desterrarlos con la complicidad de los poderes fácticos de aquel entonces como el rol militarista de Gran Bretaña, la desigual partición del territorio dividido por la ONU, y el apoyo incondicional de su homólogo estadounidense a favor de los colonos sionistas.
Tras una breve descripción de los acontecimientos más recientes y tras procurar desmitificar los mitos sionistas, Jesús hace eco del llamado solidario de más de 170 organizaciones de la sociedad civil palestina por acoplarse a la campaña del BDS. De esta forma e inspirada en la batalla que se dio por acabar con el apartheid en Pretoria, Sudáfrica, la actual plataforma del BDS se plantea tres cosas:
  1. Acabar con la ocupación y la colonización de las tierras árabes y desmantelar el muro.
  2. Reconocer los derechos en igualdad de condiciones de los ciudadanos arabo-palestinos en Israel.
  3. Respetar, proteger y promover los derechos de los refugiados palestinos para su retorno de acuerdo con lo estipulado en la Resolución 194 de la ONU.
La campaña del movimiento del BDS no esta dirigido a la población judía ni a los israelís por ser judíos, sino al Estado de Israel y a las instituciones que colaboran con la represión y el racismo del pueblo palestino.
Se plantea como una metodología que abarca distintas dimensiones como la académica, la cultural y la política, y proyecta una acción colectiva entre los activistas internacionalistas para estancar el colaboracionismo con base en el extranjero, que legitima y plasma la ocupación sobre el terreno.

El boicot comercial de productos hechos en tierras robadas está dirigido contra la complicidad de compañías que apoyan el apartheid, lo cual merma los flujos comerciales y deterioran la imagen de normalidad y eficiencia que los sionistas tratan de proyectar.

Por otro lado, una de las medidas anti-apartheid en el ámbito universitario está siendo la cancelación de los acuerdos de cooperación con centros universitarios israelís, ya que estos centro discriminan a la población palestina dentro de Israel y producen un conocimiento y una historia unidimensional propagandística que legitima la ocupación israelí, por el cual queda eliminado cualquier trazo de memoria histórica palestina. Es claro que muchos lugares ahora renovados para el público Israeli como los parques naturales se han visto legitimados por placas y conjeturas falsas producidos en las instituciones universitarias financiados por el gobierno Israeli donde anteriormente residían pueblos y comunidades palestinas; una medida de limpieza étnica.

También es importante dar la batalla en el área cultural y el arte, ya que los artistas pro-palestinos siempre son denegados un espacio en su territorio y son sustituidos por representantes israelíes no solo a una escala nacional sino a un nivel internacional viéndose representados en las mejores plataformas, los mejores teatros, cines etc. Estos artistas israelíes ejercen como un agente del Estado que tratan de lavar la imagen de los crímenes que ocurren en palestina, cada uno de ellos pagados por el director general de asuntos Culturales del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí para elucidar una imagen de Israel congruente con su pensamiento colonial. Es por esta razón que el BDS no persigue el arte y la culturas sino que intenta desenmascarar a los profesionales que utilizan sus habilidades al servicio de una política injusta y criminal.

De la misma manera Israel hace uso de un lavado de imagen rosa para percibirse como un Estado que respeta los derechos humanos de la comunidad LGBT (gays y lesbianas) mientras que las distrae de la violación sistemática de los derechos humanos de la población palestina. Esta política no solo distrae al público de la verdadera representación de Israel sino que produce lo que se puede denominar un tipo de ‘homonacionalismo’ que identifica las posiciones políticas del Estado Sionistas con las de la comunidad LGBT, lo cual a la vez participa en un racismo islamofóbico institucionalizado que considera a la población musulmana necesariamente homófoba u obviando la discriminación sufrida en su propio país.

El nerviosismo de Israel es palpable ya que la campaña del BDS está surgiendo un efecto importante sobre su aprobación mundial hacía un público cada vez más critico con sus políticas. Esto demuestra la reacción estrepitosa de sus embajadores y sus defensores que definen la campaña como una ‘amenaza estratégica’ y la aprobación de leyes que permiten perseguir a todos aquellos artistas, académicos o asociaciones que se nieguen a actuar o a dar conferencias en las colonias construidas en los territorios ocupados.

Aquellos que nos identifican a nosotros como intolerantes o no liberales se olvidan de la atrocidades de Israel, su maquinaría propagandística y su inequívoco poder sobre la población palestina. Ante estas acusaciones habría que darles a entender que los palestinos reclaman su libertad, lo cual obliga uno a que se posicione en un conflicto desigual, obviando la neutralidad que osan legitimar ciertos regímenes autoritarios y por el cual se encubre con facilidad una neutralidad falsa de complicidad. Por eso les pedimos a la población que no se queden inmóviles, sino que sean partisanos y que tomen partido en favor de la dignidad de los pueblos.

Por último, habría que cualificar que la campaña del BDS es una herramienta y no un fin en si mismo. La batalla a largo plazo es conseguir la libre determinación del pueblo palestino pero sobre todo terminar con el racismo que acarrean años de colonialismo occidental, que en parte importante es culpable por la representación actual del oriente y, en gran parte del problema palestino, constituido desde la mirada occidental como un otro, un ser distinto, salvaje, misterioso y sumiso. En otras palabras se tiene que acabar con el orientalismo que ejerce su poder a través de nuestra mirada aún colonial para luchar por un humanismo que afirme la vida, la justicia y la dignidad de todos los pueblos, como bien lo afirmaba el intelectual palestino Edward Said.
                                                                                                                 Nancy Oblitas  *
                                                                                                       
Recordando la NACKBA (catástrofe) del pueblo palestino  del 15 de mayo de 1948, que tras 68 años seguimos asistiendo a la colonización israelí.
*BDS Canarias, Cardióloga del WHC de Palestina, AMP y Acción solidaria con Palestina

lunes, 25 de abril de 2016

Colonialismo en el Medio Oriente


miércoles, 20 de abril de 2016

Presentamos la película: Black Power Mix Tape 1967-1975


Siguiendo el curso: Colonialismo, post-colonialismo: Fronteras y Otredad.

Seguimos debatiendo acerca del tema y con ello el concepto de raza, nación, clase, género. En esta ocasión con la película Black Power Mix Tape nos orienta a comprender el problema post-colonial, racista en Norteamérica, en este caso, al movimiento de los panteras negras como respuesta a ello. Os esperamos hoy a las 20 de Abril a las 20:30 en el café.





Sinopsis: Entre 1967 y 1975 las calles de Harlem y Brooklyn, y de otros puntos de los EEUU, latían al rimo del Black Power. Los ecos de la revolución llegaron hasta Suecia, de donde partió un equipo de reporteros para captarla. Pero las bobinas que grabaron quedaron durante 30 años enterradas en un sótano de la televisión sueca, de donde Göran Olsson las rescató para hacer esta "mixtape": nueve cortes en los que se puede ver a algunos combativos dirigentes del Black Power, el ambiente que se respiraba en la comunidad negra de los setenta y otras imágenes nunca antes vistas. 
jueves, 25 de febrero de 2016

Siguiente presentación el día 02.03.16: Los Jacobinos Negros - Toussaint L'ouverture y la Revolución de Haiti


jueves, 18 de febrero de 2016

La Construcción de Canarias


viernes, 4 de diciembre de 2015

Te invitamos a participar activamente en nuestra charla sobre Frantz Fanon, pensador, psiquiatra, revolucionario, y escritor: Los Condenados de la Tierra, Piel Negra Mascara Blanca, Por la Revolución Africana y otros.
viernes, 25 de septiembre de 2015

Geografía urbana, espacio público, exclusión social: un año de actividades del FCS

Entre otoño de 2014 y verano de 2015, el Foro ha venido desarrollando distintas actividades en torno al fenómeno urbano y las transformaciones que el capitalismo imprime sobre el espacio, aquello que Henri Lefebvre llamaba "la producción del espacio" y las consecuencias sobre quienes habitan bajo esas condiciones. Para ello, siguiendo la dinámica habitual, echamos mano de diversos materiales de estudio, a caballo entre la filosofía, la sociología, la antropología y la geografía urbana. Además, pudimos salir de las cuatro paredes de nuestro querido Café D'Espacio para realizar varios recorridos a pie por las lomas y barrancos de Las Palmas, acompañados por amigos y colaboradores que nos invitaron a detener la mirada en esquinas desconocidas, ruinas abandonadas -espacios con usos divergentes- y descampados hasta ese momento ignorados, cultivando el asombro ante lo que desde siempre nos rodea, la familiaridad extrañada del flâneur anticapitalista.



Tras el disparo de salida que había supuesto la lectura, meses atrás, del capítulo sobre la "Acumulación originaria" en el primer libro del Capital de Marx, comenzamos el curso con el texto de Heidegger "Construir, habitar, pensar", que el filósofo alemán escribió en 1951 con motivo de la aguda crisis de vivienda que se produjo en Alemania tras la destrucción de la Segunda Guerra Mundial. A esta sesión le siguió un debate sobre el texto "Contra el despotismo de la velocidad", que los miembros de la "Enciclopedia de las nocividades" francesa escribieron para atacar el argumentario de la construcción de los TAV. Semanas después, nos sumergimos en los planteamientos del antropólogo catalán Manuel Delgado con el libro "El espacio público como ideología". Nuestra compañera Marifé resume así algunas de sus ideas principales:

"Espacio público ¿Utopía civil?: Es utopía porque hay restricción en el uso de este espacio, exclusión de muchas personas. El espacio público hoy es un vacío entre construcciones, favorece la fluidez entre los puntos, ofrece seguridad, previsibilidad, ocupa un suelo con el que se puede especular. Acciones gubernamentales conforman estos espacios públicos: gentrificación de centros histórico, reconversión de barrios industriales, dispersión de la miseria...

Para nuestra identificación como ciudadanos, la clase media es la indefinición mínima de partida. Es mundano quien es anónimo, quien tiene un grado cero de sociabilidad. Hay que travestirse para cada ocasión. Ser predecible es lo mejor para no ser fuente de incomodidad o alarma".

Tras una sesión abierta al público sobre "Decrecimiento en las ciudades" y otra con la proyección de la película mejicana "La zona", sobre el cierre de los espacios habitacionales privados en las grandes urbes como mecanismo de defensa ante el miedo y la inseguridad, estudiamos el texto de Saskia Sassen "La ciudad global: emplazamiento estratégico y nueva frontera".





La proyección del clásico Blade Runner de Ridley Scott nos sirvió para reflexionar sobre la distopía y el diseño de espacios futuros. No en vano es una película favorita para muchos arquitectos y diseñadores. A esta sesión le siguió una semana más tarde la presentación del texto "La nueva frontera urbana: ciudad revanchista y gentrificación", de Neil Smith,  que explicaba el comportamiento de los procesos de inversión sobre las zonas degradadas de las ciudades y el papel ambivalente de las iniciativas culturales como punta de lanza de los procesos de expropiación o, en palabras de Marx, de "acumulación por desposesión". Aquí tratamos de vincular la teoría con la realidad circundante, poniendo como ejemplo las transformaciones sufridas en la zona del puerto de Las Palmas a raíz del proyecto fallido de la Gran Marina y su corolario de poemas del mar y fundaciones mandarinas, con el riesgo que tales cambios implica para la población residente. 

La siguiente sesión tuvo como hilo conductor el libro "Ciudades Rebeldes" del geógrafo David Harvey. La compañera Noelia glosa algunos de sus puntos centrales: 

1. Conexión íntima entre el desarrollo capitalista y el proceso de urbanización: “Desde siempre las ciudades han brotado de la concentración geográfica y social de un excedente de la producción. Pero también se cumple la relación inversa: el capitalismo necesita la urbanización para absorber el sobreproducto que genera continuamente”.

2. La creación de nuevas geografías urbanas supone siempre desplazamiento y desposesión: acumulación por desposesión

3. Potencial revolucionario de los movimientos social urbanos: Los movimientos de oposición urbanos y periurbanos que existen a lo largo del planeta están poco conectados entre sí, y Harvey piensa que podrían establecer vínculos en torno a la reivindicación del “derecho a la ciudad”: exigiendo modos alternativos de vida, basados en la solidaridad y el apoyo mutuos, formas alternativas de urbanización y reivindicando un mayor control democrático sobre la producción y el uso del excedente

4. Los bienes comunes urbanos: El derecho a la ciudad como bien común.

Una semana más tarde le tocó el turno a "Territorios en resistencia", de Raúl Zibechi. Antonio resume de esta manera las ideas centrales: 

"El pensador uruguayo Raúl Zibechi defiende que la proletarización del mundo fue un momento de pérdida de autonomía de los sectores populares.  La clase obrera es empujada a desarrollarse en el espacio producido para la reproducción del capital. Como nos recuerda Harvey en "Espacios de esperanza": “Mientras las clase obrera no aprenda a enfrentarse a esa capacidad  burguesa de dominar el espacio y producirlo, de dar forma a una nueva geografía de la producción y de las relaciones sociales, siempre jugará desde una posición de debilidad más que de fuerza”.  Una clase social no puede realizarse y liberarse en el territorio de otra clase social.
En América latina los movimientos de desplazados van configurando su espacio vital. Cuando ese movimiento-desplazamiento arraiga en un territorio pasan a constituir territorios que se caracterizan por la diferencia con los territorios del capital y el estado, este territorio es el espacio donde se despliegan relaciones sociales diferentes a las capitalistas hegemónicas, aquellos lugares en donde los colectivos pueden practicar modos de vida diferenciados".

Retomando el eje argumental que subyacía en la trama de la película "La zona", tratamos el tema de "la ciudad y el miedo", en una sesión abierta al público, tras lo cual volvimos a vérnoslas con uno de los textos más influyentes de la reciente geografía urbana marxista:  "Planeta de ciudades miseria", de Mike Davis. Y no podíamos cerrar un curso sobre urbanismo crítico sin hablar del padre de esta corriente, el filósofo francés Henri Lefebvre y su idea de la revolución urbana y del derecho a la ciudad, de la que beben tanto David Harvey como Neil Smith y Mike Davis.

La producción del espacio en función de la necesidades del capitalismo nos lleva a cuestionar nuevamente (en el pasado ya habíamos tratado la crítica del automóvil) el urbanismo concebido para la fluidez automovilística. Para ello, organizamos junto con el colectivo Las Palmas en Bici , un cine fórum en torno al documental "El sueño del automóvil". 

"La turistización del territorio" fue el título la siguiente sesión. El tema de los espacios turísticos y su dimensión urbanística, cuya importancia en Canarias no es necesario subrayar, ha sido una de las lineas de reflexión principales a lo largo de todo el curso y con seguridad aún nos dará trabajo en el futuro, ya que, siendo un área tan esencial en la política canaria (cuyas resonancias en la reciente polémica sobre el PGOU de San Bartolomé de Tirajana aún están en el aire), sigue estando huérfana de enfoques críticos de calado.

El simposio "Hablar en el vacío", organizado en la Loma del ingeniero Salinas, reunió a distintos ponentes, miembros del foro y colaboradores externos, para hablar de biología, geología, urbanismo y política en uno de los últimos enclaves vacíos -habitado, eso sí, por una especie autóctona de escarabajo- que quedan en el centro de la ciudad, justamente poniendo en tela de juicio el modelo urbanístico que domina en Las Palmas, donde el horror vacui parece ser el sentimiento que impregna siempre los procesos de construcción de nuevos enclaves urbanos.


Finalmente, recapitulamos los contenidos del curso en una jornada final compartida con las compañeras que quisieron acercarse por el Café D'Espacio, en la cual pudimos repasar los textos que nos han servido de hilo conductor y, como bonus track, una semana más tarde, tuvimos la suerte de tener una concurrida sesión más con el compañero Mehdi, que vino a hablarnos del "capital contra el derecho a la ciudad".

Como vemos, el tema dio para mucho, aunque muchas cosas se han quedado en el tintero.





Etiquetas

Seguidores

Visitas

contador de visitas